Lazarillo de Tormes

Lazarillo de Tormes es una novela picaresca porque el protagonista es un pícaro ; significa que es una persona hábil, astuta y maliciosa. El estilo picaresco nació en España en el siglo XVI.

Se trata de la autobiografía de Lázaro un niño de baja condición social. Nos narra todas las peripecias a las que se vio sometido para sobrevivir.

Lazarillo nació en el molino de agua de su padre en el río Tormes. Pero cuando el niño tuvo ocho años acusaron a su padre de robar en los sacos de los que allá venían a moler. Para arreglar su error tuvo que participar en la expedición contra los moros, pero murió durante esta expedición. Por lo tanto, la madre de Lázaro decidió irse a vivir a la ciudad. Un día encontró a un ciego y ambos decidieron que tomaría a Lázaro como guía. El ciego que era muy avaro y cruel le privó de alimentos mientras que él comía muchas cosas. El muchacho sufrió de hambre. Así organizó muchas astucias para engañar al ciego que se vengaba con golpes.

El segundo dueño de Lázaro era un clérigo que también era muy avaro. Encerraba las provisiones en una vieja caja fuerte y se quedaba con la llave. Lázaro decidió hacer agujeros en la caja para tomar pan y un calderero hizo otra llave para el chico. El clérigo quien pensaba que había ratones en la casa la arregló y la vigiló todas las noches. Una noche- momento en que Lázaro guardaba su llave en la boca- el dueño descubrió la verdad, pegó al niño y le puso afuera.

El tercer dueño de Lázaro era un escudero. El hombre parecía muy rico por su traje y su espada pero en realidad era pobre a causa de un asunto de honor. Tenía muchas deudas y decidió huirse para no pagar a los acreedores.

Después, el cuarto amo -quien no es muy importante- en la historia era un fraile de la Merced y el quinto un vendedor de bulas : fue el más desenvuelto y desvergonzado jamás visto. Buscaba muchas invenciones para vender falsas bulas. Por ejemplo, se peleó con un alguacil para vender más bulas.

Los últimos amos de Lázaro fueron un alguacil que le daba un salario decente que le permitía ofrecerse trajes y por fin, trabajó para el arcipreste de San Salvador como pregonero de vinos. Se casó con una chica de la casa del arcipreste.

En conclusión, puedo decir que el autor anónimo quiso burlarse de la Iglesia pues el protagonista encontró a cinco eclesiásticos ¡ no muy simpáticos !

Texte de Emilie LEGROS 4e2

Be Sociable, Share!

Les commentaires sont fermés.